Drones, el regalo estrella de estas Navidades

Drones, el regalo estrella de estas Navidades

regaloEstas Navidades los drones se convierten en el regalo estrella. Su pequeño tamaño, su ligero peso, su precio cada vez más económico, el aumento de su potencia y el número de fabricantes han hecho que las ventas de estas aeronaves no tripuladas aumenten notoriamente.

 

Los comerciantes los están presentando como juguetes que pueden usarse como un avión teledirigido con capacidad de sacar fotos y grabar videos desde perspectivas inéditas. El consumidor al que quieren llegar es una persona adulta, con conocimientos tecnológicos y a poder ser con un poder adquisitivo alto, aunque esta característica queda un poco entredicho ya que hay drones de precios asequibles que están alcance de cualquiera.

 

Este importante interés por estas pequeñas aeronaves no tripuladas, alertan a los expertos quienes advierten sobre las restricciones tanto normativas como de uso común. Además, aseguran de que los usuarios deberían de hacer una formación que les enseñe a usarlos. Andreu Ibáñez, fundador de Lleida Drone, una de las asociaciones catalanas más antiguas de drones, ha afirmado que “los drones pequeños no son peligrosos pero con los grandes hay que tener cuidado porque pueden provocar accidentes”.

 

Existen muchos tipos de drones. Desde los que cuestan 30 euros y apenas se elevan del suelo sin cámara pasando por los que si llevan cámara y se elevan unos 100 metros durante unos minutos, hasta los que valen 850 euros y tiene GPS incorporado que les permite viajes de dos kilómetros, graban vídeos HD, alcanzan alturas de más de 250 metros y su batería les da una autonomía de casi media hora.

 

NORMATIVA PROVISIONAL

 

En Julio de 2014, el Ministerio de Fomento a través de la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA), crean la normativa española para drones aunque es provisional ya que la Comisión Europea prepara adecuar la normativa aéra comunitaria teniendo en cuenta los distintos tipos de drones.

 

La normativa provisional española recoge aspectos muy importantes. Es requisito fundamental tenerlo siempre a la vista, no hay que elevarlos por encima de los 120 metros. Las zonas de uso tienen que ser espacios de vuelo de aeromodelismo o zonas despobladas que no estén cerca de aeropuertos, ni de casas. Además, AESA recuerda que los daños que cause el dron irán a cargo de la persona que lo maneja. Un uso indebido de estas aeronaves no tripuladas puede recibir una multa de hasta los 225.000 euros.

Si estas Navidades recibes como regalo un dron, informate de todas las restricciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *