Los drones supervisarán la contaminación que generen las fábricas en China

Los drones supervisarán la contaminación que generen las fábricas en China

Los drones vuelan el cielo de Dongguan con el fin de controlar la contaminación de las 900.000 fábrican que residen en esta ciudad.

Los índices de contaminación registrados en algunas ciudades superan lo permitido lo que supone un peligro para nuestra salud. Para solucionar este problema, los Gobiernos de diferentes países han puesto límites a las empresas con el fin de evitar la expulsión de gases contaminantes y aquellas que decidan no cumplir con estas normas, se exponen a multas millonarias.

Dongguan, es una de las ciudades chinas conocidas como “ciudades-fábrica”, ha confiado en los drones para que sean los encargados de cuidar el aire. Esta ciudad, situada al lado de Hong Kong, está considerada como una de las más modernas de China y según los últimos datos recogidos a mediados de este año, en ella albergan más de 900.000 fábricas registradas.

Debido a este gran número, se hace complicada la detección de la contaminación por lo que han echado mano de los drones para que ayuden a detectar a aquellas empresas que están superando los límites de contaminación.

drones

¿De qué se encargan estos drones?

Estos aviones no tripulados alcanzan una altura de 100 metros aproximadamente y cuentan con unos sensores que detectan ocho sustancias contaminantes del aire como es el caso de los químicos orgánicos, dióxido de sulfuro, diocido de nitrógeno y partículas 2.5.

Además, son capaces de transmitir su posición y los datos que van detectando los sensores en tiempo real, lo que ayuda a que en menos de media hora, en su base se genera un mapa con los niveles de sustancias contaminantes.

En el momento que aparecen tres puntos rojos, esto supone que los niveles de una determinada sustancia son elevados y, por lo tanto, los funcionarios del medioambiente deben actuar. Estos deben dirigirse a la fábrica que está causando la contaminación y aplicar las sanciones correctivas.

Jiang Shuton, fundador de la empresa Scifly Tech desarrolladora de estos drones junto con la Guangdong IntelFlight UAV Ltd, ha confirmado que el trabajo que hacen los drones de inspeccionar la contaminación equivale al de más de 60 inspectores del medioambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *